Quilmes cortó la racha y volvió a ganar

Quilmes cortó la racha y volvió a ganar

Después de cinco derrotas al hilo, el equipo marplatense le ganó a Centro Español 75 a 74 en el Polideportivo. Quilmes sufrió las ausencias pero finalmente pudo sacar el juego adelante en base a corazón y empuje.

martes, 14 de enero de 2020

Quilmes venció 75 a 74 a Centro Español en el Polideportivo y vuelve a sonreír luego de cinco caídas. El goleador y anotador de los libres ganadores fue De La Fuente con 22.

 

El primer cuarto fue para la visita. Las ausencias de Maciel, Reinick y Pelorosso, se sintieron en el costado ofensivo del tricolor, que solo anotó 10 puntos. Germano fue menos que Wilkerson, y la lucha en los rebotes fue para los de Neuquén. Tapia fue el goleador con tan solo 5 puntos y el primer chico culminó 15 a 10 para Centro Español.

 

Totalmente diferente fue el segundo chico. En la conducción de Skidelsky, la intensidad defensiva y la buena mano de Eseverri estuvieron las claves para que el tricolor, con poco, pase al frente. De esta manera, con 8 del capitán, Gregorio Eseverri, más 6 de Germano, Quilmes se fue en ventaja al descanso largo, 28 a 25.

 

Picante, con mucho más gol y menos defensa, el tercer cuarto fue una montaña rusa de emociones. De la mano de Perez Tapia (10 punto en el tercer cuarto), y un triple al filo de los 24 de Sepulveda, Centro Español volvió a tomar la delantera (44-43) a falta de 3:40. Luego de ello un triple de Merchant emprendió una racha ¡11 a 0! para el local, que le devolvería la ventaja y la confianza (54-44). A los últimos 10 la renta cervecera fue de 54 a 48.

 

La necesidad de volver al triunfo empezó a jugar un papel importante en la velada tricolor. Para ello, Álvaro Merlo fue el encargado de tomar las riendas. Por la visita, entre Perez Tapia y Wilkerson, fueron los elegidos para encomendar la remontada. Palo y palo, gol a gol. Cuando parecía que Quilmes empezaba a cerrar el juego tras un corte al canasto con conversión por parte de Eseverri (70-63), apareció Fedele para los neuquinos, que convirtió 5 unidades consecutivas para poner diferencias mínimas a falta de 2:47 (70-69).

 

La paridad no dio tregua, y tras un doble de Scaramuzzino a falta de 50 segundos, el partido se puso 73 iguales. Fedele convirtió un libre y puso a la visita al frente, pero la sangre fría de Juane De La Fuente le dio el triunfo a los locales de la línea de los suspiros. Una victoria para creer. Fue 75 a 74.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *