Peñarol se recuperó y le ganó a Bahía Basket

Peñarol se recuperó y le ganó a Bahía Basket

El milrayitas venció 86 a 74 en el Polideportivo. Tuvo como puntos altos al americano Devin Thomas con 24 puntos y Patricio Tabárez con 26. La clave de la victoria fue una sólida defensa y efectividad en ataque.

viernes, 6 de diciembre de 2019

El visitante comenzó mejor y se alejó 8-2 con dos triples de Levy. A falta de tres minutos, con mucho del primer cuarto recorrido, el elenco bahiense se mantenía arriba 21-14 exhibiendo mucha efectividad ante un rival que no pudo contenerlo. En la ofensiva local se destacó Belardo con 11 unidades. El equipo de Pisani jugó posesiones rápidas y efectivas, y con dos triples de Ruesga sacó 11 (31-20). La chicharra encontró al local abajo por 8 (31-23). En el final apareció Thomas para sumar 11 puntos.

 

En el segundo mejoró Peñarol y ganó el parcial 20-13. Bahía no estuvo tan efectivo y un buen arranque ofensivo le permitió limar la distancia en tres minutos (31-36). Luego, con Thomas determinante y una mejora defensiva pudo seguir descontando (37-39). Un triple de Marini, después de fallar y tomar el recobre ofensivo, le dio tranquilidad al visitante con 2 y medio por jugar. De todas maneras, el elenco de Piccato lo cerró abajo por la mínima (43-44).

 

La buena producción local, sobre todo en defensa, se extendió en el tercero. Un 9-2 en tres minutos y medio le dio seis de renta (52-46). La defensa siguió siendo agresiva y coordinada, Bahía atacó incómodo y tras asegurar su rebote, el «Milrayitas» disfrutó de un gran pasaje. Pero después del «minuto» bahiense, llegó la reacción (52-51) y el pedido de tiempo muerto del local. En la recta final, Peñarol volvió a dominar y sacó 7 (60-53). La gestión en el canasto propio fue lo mejor: solamente permitió 9 unidades.

 

En su primera ofensiva del cuarto final, Peñarol encontró un doble de Tabárez para alejarse 62-53. Cuando habían pasado tres minutos, la renta se mantenía (66-57) y por eso Pisani detuvo las acciones. Su equipo reaccionó de la mano de Lynch, para ponerse a cuatro (69-66) y obligar a Piccato a pedir «minuto» a falta de cuatro.

 

Un unipersonal de Tabárez, con triple, recupero, volcada, doble y libre adicional, le permitió a Peñarol alejarse 80-70 al entrar a la parte definitoria del partido, con dos minutos por jugar. Ese fue el golpe decisivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *