Aumentan las jubilaciones pero la mínima queda muy lejos de la línea de pobreza

Aumentan las jubilaciones pero la mínima queda muy lejos de la línea de pobreza

El incremento será del 8,74% a partir de diciembre.

viernes, 8 de noviembre de 2019

La jubilación mínima subirá a $ 14.067 y no logrará superar la línea de la pobreza que según el Indec en octubre se ubicó en 34.784 pesos.

El Gobierno oficializó hoy el aumento de 8,74% de las jubilaciones a partir de diciembre, previsto según la Ley de Movilidad que estableció como fórmula de actualización el 70% de la tasa de inflación y el 30% de la variación del Ripte (remuneración promedio de los trabajadores).

Lo estableció mediante la resolución 27 de los Ministerios de Salud y de Seguridad Social publicada en el Boletín Oficial. A su vez, el cálculo de la fórmula indica que en marzo la suba será del 11,57%.

De esta manera, la jubilación mínima pasará en el último mes del año a $ 14.067,63 y la máxima, a $ 103.061,80, valores que se mantendrán hasta febrero del 2020. Desde septiembre, los haberes mínimo y máximo se ubican en $ 12.937,22 y $ 94.780,42, respectivamente.

El nuevo valor de las jubilaciones que regirá a partir de diciembre pudo calcularse a partir de la publicación, por parte de la Secretaría de la Seguridad Social, del valor de la Remuneración Imponible Promedio para el Trabajador Estable (Ripte) correspondiente a junio, que fue de $41.584,11. El índice de movilidad considera la inflación y la variación del salario promedio del trimestre previo al semestre de vigencia de los nuevos valores.

Claramente es un mecanismo muy particular, porque si bien se actualizan los valores en forma trimestral, las bases de referencia de los dos indicadores que componen la fórmula corresponden a la de 6 meses antes al de los ajustes que determinan. Por lo tanto, en condiciones de desaceleración de la inflación, el resultado favorece a los jubilados, pero en el caso contrario, los perjudica.

En este sentido, como este año se proyecta que terminará con una inflación en torno al 55%, ello beneficiará la movilidad del 2020, pero también pondrá en jaque las cuentas públicas. Por lo tanto, ya hay analistas que afirman que habrá que rediscutir el índice apenas asuma el nuevo gobierno.

Así, con una tasa de inflación acumulada en el trimestre abril – junio de 9,5%, según la variación del Índice de Precios al Consumidor del Indec, y una suba del Ripte en ese período de 6,9% que surgió de la actualización de la serie de la Secretaría de la Seguridad Social, el coeficiente de Movilidad Jubilatoria para diciembre, que incluye a todos los haberes jubilatorios, pensiones y las asignaciones familiares por hijo, es de 8,74 por ciento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *