Para la Defensoría del Pueblo, “la revaluación municipal de ARM es una decisión política errónea”

Para la Defensoría del Pueblo, “la revaluación municipal de ARM es una decisión política errónea”

Los Defensores Luis Salomón, Frenando Rizzi y Daniel Barragán afirman que las facturas de las tasas “son impagables”, por lo que lo consideraron “un error grave ante un momento de importante crisis social y a un mes del cambio de autoridades”.

jueves, 7 de noviembre de 2019

Desde la Defensoría del Pueblo afirmaron que en la Comisión de Hacienda del Concejo Deliberante, sus representantes “fueron informados de que el municipio de General Pueyrredon procedió a un importante revalúo de numerosas viviendas, muy por encima de la valuación de ARBA”, convalidando sus reclamos sobre el aumento “desmedido de tasas”.

 

“Según los datos proporcionados por la dirección de la Agencia de Recaudación Municipal cerca de un 5% de las 430000 cuentas han tenido un aumento desproporcionado. De nuestro estudio de las facturaciones surgen revaluaciones que van desde un 20% a un 100% por sobre las que proporciona ARBA”, señalaron desde el organismo.

 

“El aumento en la valuación provincial, más la municipal, más el aumento de la base para el cálculo del 35% definido por el HCD generan aumentos de hasta 500% en el 5 % de las cuentas”, indicaron desde la Defensoría.

 

Los Defensores agregaron que “si a esta decisión política de aplicar enormes aumentos, se le agrega el hecho de que las cuatro facturas llegan en 37 días, siendo el primero un día después de las elecciones y la última un día antes de la asunción del nuevo gobierno, entendemos que estamos ante una Tasa absolutamente impagable para cada uno de los afectados, que quieren pero no pueden pagar”.

 

“La consecuencia lógica será de que en lugar de aumentar la recaudación que el año pasado fue del 62% (en 2017 fue de 65%) este año disminuirá por cuanto quienes antes pagaron y quieren hacerlo ahora no podrán”, analizaron.

 

La comisión de Hacienda solicitó al director de ARM que eleve una propuesta de reconsideración de estas facturaciones antes de la próxima sesión del Concejo Deliberante.

 

“Las facturas son impagables, es una decisión política, que ha constituido un error grave en un momento de importante crisis social y a un mes del cambio de autoridades. Debe ser revertida para evitar el sufrimiento de los contribuyentes y para ganar en cobrabilidad en un momento de necesidad de fortalecimiento de las arcas municipales. La creciente cantidad de vecinos reclamantes espera una solución a un tema tan delicado”, concluyeron.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *