Peñarol realizó otro buen partido pero no le alcanzó

Peñarol realizó otro buen partido pero no le alcanzó

El conjunto marplatense cayó ante Boca 74 a 69 por el Súper 20. De la mano de un Eric Flor imparable en el último cuarto, el equipo de Narvarte arrancó ganando en la Bombonerita. Peñarol tuvo pasajes de buen juego pero se quedó con las manos vacías.

martes, 1 de octubre de 2019

Después de un arranque parejo y de estudio (4-4), el conjunto marplatense pegó duro bajo el cesto y se alejó 13-6. Sin embargo, Boca no se apartó de su libreto y de la mano de la inteligencia de Sandes, la aplicación colectiva en defensa y el juego interno de Larry, pasó al frente 17-13. Sobre el final intercambiaron canastas y el Xeneize cerró 19-15 arriba.

 

El segundo cuarto fue el mejor de Boca en la noche y el que finalmente le otorgó el colchón para soportar el aluvión marplatense tiempo después. Fueron diez minutos de intenso dominio local en ambos costados de la cancha ya que los de Narvarte permitieron apenas ocho puntos en su propio canasto y, si bien no sobró gol del otro lado (18 unidades en el segmento), hubo diferentes intérpretes a la hora de anotar para asegurar una luz de 37-23 al descanso largo.

 

Rápidamente revivió Peñarol en el tercero y con dos bombas de Jackson limó a 37-33 y se metió de lleno en juego. Con el aro abierto para los triples los marplatenses clavaron dos más y arrimaron a 43-41, pero Boccia le otorgó respiro a Boca con un bombazo que alejó al local 46-41. La visita no perdió la calma y limó a 48-46 dentro de un frenético intercambio que incluyó una última conversión de Boccia para dibujar cifras finales en 50-46.

 

El último cuarto de Boca tuvo un protagonista absolutamente decisivo a la hora de justificar la victoria. Eric Flor sumó 19 de los 24 puntos del local en el segmento definitorio del cotejo y, prácticamente en soledad, cargó con el peso de la ofensiva xeneize en el momento más caliente. Es cierto que Peñarol planteó dura batalla ya que Jackson fue clave y Valinotti tomó más responsabilidades, pero Flor anotó casi a voluntad y terminó inclinando la balanza para el lado anfitrión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *