Ordenar la Macro

Ordenar la Macro

Sin duda, el fracaso del gobierno de Mauricio Macri se ve más claramente en el plano económico. Quizás, dónde ellos creían que podrían ser más exitosos. Volver a crecer, controlar la inflación y reducir el desempleo, todas metas internas, son los primeros objetivos que debe plantearse el próximo gobierno.

sábado, 31 de agosto de 2019

Cuando estudiamos o enseñamos los primeros conceptos de Macroeconomía, se habla siempre de 3 variables fundamentales: el PBI, la Inflación y el desempleo. El seguimiento de estas variables pilares de una economía, muestran, a grandes rasgos,  el progreso ó retroceso de una economía. Sin duda, el fracaso del gobierno de Mauricio Macri se ve más claramente en el plano económico. Quizás, dónde ellos creían que podrían ser más exitosos. 

 

Realizando un rápido análisis de estas 3 variables fundamentales de la Macro, podemos mencionar una sustancial caída del PBI del 5.8% para el primer trimestre del 2019, respecto del mismo trimestre del año anterior. Durante el 2018 el PIB cayó un 2.3%. La inflación se ha descontrolado durante estos últimos 4 años de gobierno, llegando a un 60% para los últimos 12 meses, impulsada por continuas devaluaciones (en el período 2015 – 2019 el valor del dólar trepó de $9.40 a $60) y “tarifazos” desproporcionados con los incrementos salariales. Con esta vertiginosa subida de los precios y la consecuente caída del salario real, disminuyó el consumo y la demanda agregada. Esto generó una caída en la producción y un crecimiento del desempleo, cuyo índice arroja un 10, 1% para el primer trimestre del 2019 (índice récord para los últimos 13 años). Personalmente, considero que la situación del empleo en Argentina es considerablemente peor, ya que las tasas de subocupación y empleo informal son mucho más preocupantes. Quizás el incremento de la pobreza y la indigencia en la Argentina durante estos años, muestren más fielmente el fracaso económico de este gobierno. La última cifra de pobreza en  Argentina informada por el INDEC asciende a 32%, un 6,3% más que el año anterior.  Esto significa que  más de 2,7 millones de argentinos cayeron en la pobreza en el último año. Con la última devaluación, estos datos probablemente se hayan incrementado. Este es para mí el dato más importante que desnuda a la gestión de Macri en Nación y Vidal en la Provincia. Aún así, Mauricio Macri y Vidal conservan un electorado fiel cercano al 30%, al que tienen cautivo con sus modos de ejercer el poder y con un discurso de progreso y esperanza que no se ha visto reflejado en las consecuencias de sus políticas económicas, excepto para ciertos sectores concentrados, como el financiero ó el energético.

 

El próximo gobierno asumirá con un escenario social y económico muy complejo. Por un lado deberá mejorar la situación interna. Reactivar la economía y mejorar la situación de las Pymes será el primer desafío, para reducir las tasas de desempleo y consecuentemente, la pobreza. Para lograr esto, no hay otra opción que bajar las tasas de interés y fomentar la inversión. Con la caída de los tipos de interés, crecerá la Inversión y el Consumo, desalentando la especulación financiera que tanto daño le ha hecho a la economía argentina estos últimos 4 años. Apuntar la mira a la economía real y no a la financiera será el primer paso, para volver a acomodar la Macroeconomía y esperar los primeros resultados alentadores, que son de esperar ya que existe una gran capacidad productiva ociosa.

 

El otro frente complejo en el que deberá batallar el próximo gobierno es el externo. En este plano, recibirá una exorbitante deuda externa en dólares, y un tipo de cambio que hoy ronda los $60, pero que no se sabe dónde puede situarse en unos meses. Recordemos que un tipo de cambio alto, fomenta las exportaciones, pero tiene sus efectos negativos sobre la inflación, el consumo, la producción para el mercado interno y el desempleo. Por estas razones,  Alberto Fernández y su equipo económico recibirán una economía difícil de manejar, dónde habrá que ser muy clínico para tomar las medidas correctas y necesarias para empezar a crecer internamente, mientras se atienden las obligaciones externas. Al mismo tiempo, no se puede permitir mayores devaluaciones del peso que impacten, como se explicó, en daños internos. Si este círculo virtuoso de la economía empieza a funcionar, se puede soñar con fortalecer al peso lentamente. La debilidad de nuestra economía radica en la constante demanda de dólares, superior a los dólares que generamos por exportaciones. Esta demanda es  en parte interna, por la poca confianza en el peso;  y en parte externa, por la especulación de fondos que vienen a hacer sus negocios financieros al país. Poner el ojo en la demanda especulativa de los grandes fondos de inversión, creo que es importante para no tener una economía tan vulnerable. Macri y sus ministros, quienes creen en la libre movilidad de capitales y en el capitalismo financiero como regente de la actividad económica, han liberado los mercados de capitales; y las consecuencias las vemos hoy en día. Fuertes daños internos y grandes ganancias para los especuladores, muchos de ellos ligados a funcionarios y ex ministros del gobierno macrista.

 

En conclusión, si en octubre se repite un escenario similar al de las PASO: y Alberto Fernández toma las riendas del poder, deberá en primera instancia ordenar la Macroeconomía. Bajar la tasa de interés y controlar la fuga de divisas, especialmente las demandadas por los grandes fondos de inversión especulativos. Gobernar con un ojo mirando hacia adentro y otro hacia afuera. Los argentinos han sido descuidados durante 4 años. Hay que volver a cuidar la economía interna; mientras se controla el frente externo. Volver a crecer, controlar la inflación y reducir el desempleo, todas metas internas, son los primeros objetivos que debe plantearse el próximo gobierno. Luego, viene el resto.

 

 

Juan Marcos París 

Lic. En Economía (Universidad Nacional de Mar del Plata)

Master en Globalización, Comercio Internacional y Mercados Emergentes (Universitat de Barcelona)

 

Comentarios de los lectores

  1. Julián Esteban dice:

    Muy claroooo!!! Muy interesante!!!

  2. Óscar Almeida dice:

    Sin dudas es como decis Juan, ordenar la macro economía para generar un círculo virtuoso y revalorar nuestra moneda, tarea nada fácil pero no imposible.

  3. Carlos Zadlivar dice:

    Y un día después pusieron el cepo. Nosferatus…Macri destrozó la economía argentina. El peor Presidente de los útlimos 50 años, sin duda !!! Buen artículo, muy pensante, Juan Paris.

  4. Luis Ginés dice:

    Juan Marcos sos brillante, lleno de convicciones y sabiduría. Hace 3 años y medio que venís escribiendo y alertando sobre los peligros de este modelo económico y de Macri, mientras la mayoría, por conveniencia o ignorancia, decidían no ver ni contar lo que realmente pasaba. Te mereces que todo lo bueno te pase. Un abrazo!

  5. Pato Fontevechia dice:

    Macri la concha de tu madre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *