Fuerte disputa en el gobierno de Arroyo para desplazar a Alejandro Vicente de la secretaría de Gobierno

Fuerte disputa en el gobierno de Arroyo para desplazar a Alejandro Vicente de la secretaría de Gobierno

Las disputas dentro del gabinete municipal no cesan. Un secretario y un asesor del intendente buscarían desplazar al titular de Gobierno. El jefe comunal por ahora mira desde un costado. Como influye la derrota de Arroyo contra la UCR en el Concejo Deliberante.

viernes, 15 de marzo de 2019

El gabinete del intendente Carlos Arroyo está claramente dividido. Muchos funcionarios no lo dicen públicamente pero por lo bajo dejan en claro que no quieren al secretario de Hacienda Hernán Mourelle. Al mismo tiempo tampoco entienden como el jefe comunal se deja influir en algunas decisiones por el abogado Andrés Barbieri, quien cumple funciones como asesor.

Esos mismos funcionarios resaltan una y otra vez los altísimos costos políticos que está asumiendo el intendente por decisiones erróneas a partir de malos consejos.

A pesar que en distintas reuniones que tuvo el intendente con funcionarios y concejales coincidieron todos en el diagnóstico, Arroyo no hizo cambios en el gabinete ni entre las personas que lo rodean.

La última gran disputa tiene que ver con la secretaría de Gobierno. Según pudo saber Loquepasa.net de fuentes muy vinculadas al Ejecutivo, existiría una clara intención del secretario de Hacienda, Hernán Mourelle y de Andrés Barbieri de intentar desplazar de la secretaría de Gobierno a Alejandro Vicente.

El punto de máxima tensión se registró tras la dura derrota que tuvo el intendente a la hora de elegir autoridades en el Concejo Deliberante. El radicalismo fue más astuto y logró que permaneciera en el cargo Guillermo Sáenz Saralegui e impidió que el candidato del jefe comunal, Alejandro Carrancio ocupara ese cargo.

Tras ello y como adelantó Loquepasa.net, hubo un pedido del intendente Arroyo para que Vicente (hombre ligado a la UCR) le confeccionara un listado de funcionarios radicales para echarlos. Vicente se negó a esa orden y le aclaró a Arroyo que abandonaría su cargo.

Ahí habrían aparecido en escena Barbieri y Mourelle para intensificar el lobby sobre el intendente buscando quedarse con el lugar de Vicente y colocar allí a otra persona cercana a ellos.

Por ahora el intendente no tomó una decisión y mira desde un costado, Vicente resiste el embate de sus enemigos dentro del Gabinete y las presiones sobre Arroyo se multiplican para realizar un cambio. Mientras tanto la convivencia dentro del gabinete es cada día más complicada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *